Respuesta a Sonia Alva: En defensa del hincha

En esta editorial EmbajadUr responde a los cuestionamientos de la administradora de Universitario y demuestra las mentiras que propaló en los medios de comunicación.

El día de ayer, por la tarde, las redes sociales se acaloraron entre discusiones y adjetivos que tuvieron en la mira a la actual administradora de Universitario de Deportes, Sonia Alva, y a EmbajadUr Crema.

Es una lástima que, en medio de esta crisis histórica, se prefiera sembrar dudas, desinformación y campañas mediáticas.

¿Qué sucedió? El último viernes, la señora Alva fue entrevistada en el programa Campeonísimo, vía PBO Radio, dirigido por el conductor Carlos Alberto Navarro.

LINK DE LA ENTREVISTA: https://www.youtube.com/watch?v=acsKwhrk8RI&feature=youtu.be

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de reunirse con EmbajadUr, que busca condonar la deuda de la U gracias al hincha, señaló que desde que entró a la administración “y conforme Indecopi me ha venido notificando de los actos de EmbajadUr, yo lo que veo es una figura totalmente diferente (…) la deuda de la U no se ha reducido (…) el tema es que ha pasado [la deuda] de una cabeza a otra (…) A raíz de esta compra de deuda, el representante de Embajadur se sienta en la junta de acreedores y toma decisiones. Para mí, esa conducta, es de un inversionista”.

En su opinión, EmbajadUr Crema no tiene un fin “altruista” sino más bien oportunista, propio de un típico “inversionista”.

Señora Alva, antes de opinar en un medio de comunicación le sugerimos que al menos se informe correctamente. ¿Se ha dado el trabajo de leer nuestros estatutos y nuestro reglamento? Aquí están disponibles desde hace meses:

El corazón de nuestro proyecto es justamente la condonación de la deuda concursal en simultánea extinción de la asociación civil EmbajadUr Crema. Así lo estipula nuestro propio reglamento, documento público cuyo incumplimiento con llevaría a una responsabilidad penal y civil de nuestros representantes.

¿Qué sucedería si pagáramos la deuda concursal desde el primer día, como sugiere la administradora? El porcentaje de la participación de GREMCO -por ende su poder- en la Junta de Acreedores se multiplicaría. Además, perderíamos la oportunidad de participar en la Junta, informar al hincha, fiscalizar e incluso liderar la reestructuración de Universitario y ampliar la masa asociativa.

Con la adquisición de todos los créditos concursales estaremos en condiciones de reestructurar la institución, reconocer a los hinchas aportantes como socios y, por si no le quedara claro aún, señora Alva, la inmediata condonación de la deuda concursal.

EmbajadUr Crema no es un “inversionista”, señora Alva. Es un vehículo sin fines de lucro que representa a los hinchas valientes e informados, que han decidido tomar acción frente a manejos irregulares de acreedores y administraciones nefastas.

Todo el respeto que parece mostrar por su acreedor favorito, se desvanece cuando se refiere a nuestro proyecto y por ende a los miles de hinchas que, con esfuerzo en estos tiempos de crisis, han logrado darle una esperanza a la ‘U’.

Así, cuando le preguntan por los procesos que cuestionan la deuda concursal frente a GREMCO, usted dice que no ha sido nombrada para “atacar” a los acreedores pero cuando le preguntan por EmbajadUr Crema, termina amenazándonos con iniciar acciones legales sin fundamento alguno.

Le recordamos que EmbajadUr también es miembro de la Junta de Acreedores. Nosotros trabajamos de manera honesta y respetuosa del club al que amamos y de sus derechos; y estamos dispuestos a demostrarlo y a responder legalmente en todas las instancias que correspondan. Del mismo modo que usted deberá responder por cada uno de sus actos en perjuicio de Universitario y de su patrimonio.

Sobre su inacción frente al cuestionamiento de la deuda.

En diferentes partes de la entrevista le preguntaron a usted sobre los esfuerzos administrativos y judiciales con el fin de determinar el monto real de la deuda concursal de Universitario.

Usted señaló que: “INDECOPI es quien determina el monto de la deuda, no la administración”.

¿Se ha enterado usted que esos esfuerzos podrían reducir el enorme pasivo que nos han llevado a la insolvencia?, ¿Por qué a usted, que dice representar los intereses de Universitario, no le parece una prioridad impulsar con la máxima diligencia, procedimientos administrativos y procesos judiciales que podrían reducir drásticamente el pasivo de la institución?

Su respuesta, señora Alva, revela desidia y desinterés. Actitudes inaceptables de quien debería estar en primera línea liderándola batalla contra la cuestionable deuda concursal.

(Foto: GREMCO)

Pero eso no fue todo.

Ante la pregunta sobre el recurso de casación planteado por el club para cuestionar la naturaleza concursal de la deuda con GREMCO, usted -como si se tratara de la abogada de la contraparte- señaló que la casación “no era una tercera instancia” y que se trataba de un recurso muy excepcional que muy pocas veces era favorable al demandante.

Señora Alva, ¿se ha percatado usted de qué lado de la mesa se encuentra?

Para dejarlo más claro, usted repitió el estribillo más usado por el representan te de GREMCO en las Junta de Acreedores: “el crédito más atacado en estos ocho años ha sido el de GREMCO”.

¿Y sobre otras iniciativas para cuestionar la legitimidad de la deuda? “Sería una señal negativa al mercado (…) ya que el fin del sistema concursal” , dice usted, “es proteger el crédito”.

Señora Alva, no se confunda: usted es Sonia, no María Antonieta. No ha sido elegida ministra ni congresista, su rol no es hacer leyes ni políticas públicas para proteger el crédito. Deje usted de repetir, como examen de pregrado, sus manuales de Derecho Concursal y vele por los intereses de la ‘U’.

¿Es verdad que usted no propone la posible venta de activos?

Frente a una de las mayores preocupaciones del hincha usted dijo que “no estamos proponiendo la venta [de los activos inmobiliarios], lo reitero”. Eso es mentira y vamos a demostrarlo.

En la propuesta de modificación del Plan de Reestructuración planteada por usted en noviembre del año pasado, especificó que en poco más de un año (“periodo inicial”) se podía proceder con la concesión de los activos inmobiliarios del Club. No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta que ese plazo es absolutamente insuficiente, un total saludo a la bandera para pasar a la fase de venta de activos.

Peor aún, planteó que incluso dentro de ese denominado “periodo inicial”, por mayoría simple (o sea, solo con el voto de GREMCO) podría decidirse la venta de los activos si el club recibiera una propuesta por parte de un potencial comprador.

Es decir, gracias a su propuesta, GREMCO podría decidir unilateralmente la venta de un activo inmobiliario.

Pero allí no queda su ingeniosa propuesta de modificación al plan de reestructuración sino que además incluye un esquema de comités fiduciarios cuyo efecto es permitir que cada acreedor elija un activo inmobiliario y decida sobre él en función a su participación.

Así, según su propuesta, GREMCO -como acreedor mayoritario-podría constituir el comité fiduciario de -por ejemplo- Campomar y, en consecuencia, podría decidir su venta de manera individual y discrecional durante el denominado “segundo periodo”.

La creatividad legal de sus abogados es imparable cuando se trata de asegurar que el acreedor mayoritario disponga con la mayor facilidad posible de los inmuebles de la ‘U’.

Por todo lo anterior, señora Sonia Alva, le exigimos públicamente trabajar en resguardo de los intereses de Universitario y solo de Universitario. Y le exigimos -pronto será notarialmente- también referirse sin falacias sobre EmbajadUr Crema, un proyecto humildemente conformado por miles de hinchas de Universitario, los cuales tienen algo que usted jamás entenderá: amor y pasión por unos colores a los cuales le debemos todo.

Somos miles, seremos más, y somos los más atentos e informados de cada una de sus decisiones, no lo olvide.

Ir arriba
Abrir chat
Consultas aquí!