El camino para volver a ver las estrellas

La temporada 2020 de Universitario refleja cómo la inestabilidad administrativa nos quita campeonatos.

Fue un año difícil. La ‘U’ gritó, celebró, lamentó y, al final del año, sufrió.

¿Recuerdan cómo el 2020 reavivó nuestra la ilusión? Luego de bastantes años con la herida de no volver a fase de grupos de Libertadores, y estar ausentes en instancias finales, el equipo pudo eliminar a Carabobo de Venezuela. El liberarse de esa “maldición” permitió llegar con esperanza a la siguiente fase, que a pesar de haber perdido, demostró la entrega y lucha con la que afrontaríamos el campeonato local.

Días después iniciamos el torneo nacional jugando en la altura de Arequipa. El gol de Alexander Succar en el último cuarto del partido hizo retumbar el Estadio de la UNSA, que gritaba con toda autoridad “Y ya lo ves… somos locales otra vez”, ganándole de visita a un difícil Melgar luego de 6 años.

Todo indicaba que las malas estadísticas se rompían este 2020, sin embargo la pesada maleta que arrastramos de problemas extradeportivos impidieron alzar el vuelo.

Las consecuencias de un “ping-pong” de Administraciones.

Ya habíamos vivido algo parecido el año anterior. Llegaba la administración de Carlos Moreno junto a Ángel Comizzo como su técnico para afrontar el Clausura 2019.

A fin de ese año volvió la administración de los hermanos Leguía colocando como D.T. a Gregorio Pérez, con una esperanza intacta, conformación de un equipo y solidez que duró hasta los primeros meses del Estado de Emergencia Sanitaria en nuestro país.

Como un déjà vu, en febrero a través de una resolución de Indecopi, volvió la administración de GREMCO y Moreno. Con el ‘buen argumento’ del COVID-19 empezaron cambios deportivos y administrativos.

Una vez reanudado el campeonato, con la administración de Carlos Moreno hasta la fecha y puesto nuevamente al mando a Ángel Comizzo, bastó con encaminar el equipo ya formado para ganar contundentemente el torneo Apertura (Fase 1).

Pese a todo, no se puede menospreciar la labor realizada por el equipo hasta ese momento. Con victorias puntuales y luchadas, como contra Cienciano, Alianza Universidad o UTC, Universitario ya a mediados de año era candidato a llevarse el campeonato para sumar esa ‘27’ a su palmarés.

Con casi 10 puntos de diferencia sobre el segundo lugar, fuimos ganadores del Apertura, incluso con la ilusión de ganar el campeonato sin playoff alguno, con miras a también ganar de esa manera el Clausura.

(Créditos: Liga 1)
¿Qué nos pasó?

Esa máquina del Apertura se esfumó en el Clausura. Universitario se vio sentido por ausencias de bastantes titulares por convocatorias a la Selección y complejas lesiones como las de Federico Alonso, Jonathan Dos Santos, Luis Urruti, Armando Alfageme, entre otras.

Con partidos en donde incluso se jugó hasta sin seis titulares, comenzó el declive de un año que tranquilamente pudo ser nuestro en su totalidad.

Un año que nos demostró que se necesita de una mixtura de factores que permitan un buen desempeño administrativo que logre una correcta elección de técnicos y jugadores que puedan, compartiendo el sentimiento del hincha, hacer hoy en día la gloria de la ‘U’.

Hoy, algunos días luego de caer ante Sporting Cristal, rival pero ejemplo de buen manejo dirigencial de un equipo, es desgarrador para todo hincha reconocer que, otra vez, ese “Juntos por la 27” nos acompañará un largo año más.

La final perdida no sólo mostró lo que nos faltó en la cancha sino de lo mucho que nos falta como Club. De lo mucho que tenemos que hacer.

Sin embargo, lo verdaderamente importante de ese 2020, es capitalizar las enseñanzas y lecciones que la ‘U’ sufrió. Y recordar que para gritar “juntos por la 27”, PRIMERO DEBEMOS ESTAR JUNTOS.

(Créditos: EmbajadUr Crema)
Nuevo año, misma ilusión, mejor compromiso.

Ya empezó el 2021. Hay un reseteo en el fútbol pero una continuación de la pasión merengue.

Es este año venidero en el que, como hinchas, debemos demostrar y materializar la necesidad de salir campeones, de solucionar conflictos y de salvar a nuestro Club de las nefastas administraciones.

Ya basta de meramente repetir “y dale U” o postear el hinchaje en redes sociales y despreocuparse de la deuda concursal, de la crisis administrativa y de ser pasivos en la vigilancia de nuestro equipo.

Ya basta de seguir viendo a EmbajadUr Crema como un “proyecto bonito” y no asumirlo como una tarea propia por la independencia y transformación que necesita Universitario de Deportes.

Ya vimos al rival descender por culpa de una mala administración. No pequemos de lo mismo. Mientras Universitario sufra la pugna de dos administraciones que sólo velan por sus intereses particulares, no esperemos jugadores concentrados sólo en los partidos, ni solvencia económica o seguridad administrativa. Con todos esos problemas cada vez será más difícil estar cerca de la 27, la 28 y las demás estrellas por venir.

Es el momento del hincha, del verdadero hincha.

Que todas esas arengas cremas dejen de ser sólo palabras efusivas. Esperemos las noticias del procedimiento concursal como esperamos los partidos. Gritemos la búsqueda de justicia para Universitario tanto como esos goles que nos hicieron regresar a fase de grupos de Libertadores. Y sobre todo, esperemos el saneamiento de Universitario tanto como esperamos la “27”.

EmbajadUr Crema está allí, esperándote.

Ahora te toca a ti.

Si quieres unirte al proyecto ingresa aquí: http://app.embajadurcrema.com/

Recuerda que puedes colaborar con EmbajadUr adquiriendo algunos de los productos oficiales o afiliándote a nuestro Seguro Embajadur.

Ir arriba
Abrir chat
Consultas aquí!